El arte de iluminar un espacio

Como diseñadores, consideramosla luz como la parte más sensual del interiorismo,siendo sin duda la clave en la creación de atmósferas; algo intangible pero real, que ocupa un rol protagónico en nuestros proyectos. Un equilibrio armonioso entre el tipo y la cantidad de luz que recibe un espacio, nos ayuda a potenciar sus características,concediéndoles mayor importancia, cambiando su percepción de los  colores, texturas o dimensiones, también almodular su intensidad  podemos obtener distintos ambientes y escenas a lo largo del día.

Si queremos que nuestros proyectostransmitan emociones, necesitamos que la iluminación acompañe el diseño, pues es bien sabido que la base de la creación de los espacios es la luz, representando uno de los elementos más importantes a desarrollar en la arquitectura y el diseño interior, que manifestadaa través del sentido de la vista dota al espacio de los datos necesarios para conocer sus formas y dimensiones.

Si manejamos adecuadamente la luz en el diseño interior podemos producir distintas sensaciones en los espacios; a nivel funcional, práctico, sensorial y estético, provocando diferentes experiencias visuales y estados de ánimo, según su color, intensidad y ubicación.

La naturaleza nos brinda un foco de luz aprovechable, el sol, que vinculamos de forma natural con el bienestar general y la calidez por lo que su inclusión en los interiores pasa a tener un papel fundamental influyendo de forma directa en la distribución y uso del ambiente, modificando su percepción a medida que pasan las horas y aportando dinámicas diferentes.

En cada diseño debemos aprovechar al máximo y con los mayores recursos posibles las fuentes naturales que tengamos a nuestro alcance, para de esta manera, con el acceso de la luz y dependiendo del momento del día, teñirlos espacioscon distintas cualidades lumínicas, emocionales y funcionales.

Pero esta luz no es suficiente ya que nuestra vida social se desarrolla también durante horas en las que, al ponerse el sol, desaparece la luz natural, necesitando la proyección de luz artificial. Este tipo cumple un papel de vital importancia en cada proyecto, ya que determinará las sensaciones que queramos generar  ysu funcionalidad en el espacio, a medida que avanza el día.

Encontramos en el universo de diseño infinidad de aplicaciones lumínicas tanto de pared, de mesa y de techo, la luz artificial se ha convertido en un elemento decorativo de gran importancia no solo por su funcionalidad sino al complementar el desarrollo de cualquier diseño.Las lámparas gradualmente han dejado de ser sólo un elemento emisor de luz para convertirse en una escultura de luz que confiere una personalidad especial al ambiente.

 

En la arquitectura interior podemos distinguir varios tipos de luz; La primera es la general; con la cual podemos brindar una mayor visibilidad al  ambiente, bien sea cálida relaciona al cobijo y la relajación o fría empleada para mantener el cuerpo alerta y estimulado. Otro tipo de iluminación es la puntual que usamos para irradiar luz en una determinada actividad dentro de cualquier estancia. También encontramosla iluminación decorativa, esta mayormente es pararesaltar un objeto o detalle en concreto en un ambiente.

 

En fin, un diseño exitoso con excelentes resultados en interiorismo se basa en contar con diferentes tipos de iluminación, aunque no siempre necesitamos emplear todas las categorías y combinaciones a la vez. En Aluzina somos conscientes de un hecho fundamental acerca de la luz: Donde no hay luz, no hay belleza. Porque todo gran diseño no lucirá su esplendor si no tiene un adecuado uso y control de los niveles de iluminación, ya que no solo se ilumina el espacio físico que se proyecta, sino también  el concepto creativo en sí. Es por ello que asesoramos a nuestros clientes para obtener una buena experiencia visual, al pasar sin duda por un estudio previo de las condiciones del espacio y más tarde por la instalación de la fuente de luz necesaria y justa.

 

Deja un comentario